RADIO_COAHUAYANA_TV

viernes, 20 de marzo de 2015

SOBRE HOMENAJE Y SEMINARIO. El SupGaleano

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.
Marzo del 2015.
loas compas de la Sexta en México y el Mundo:
Compas:
Me encargaron que les avise que…
A pesar del notable incremento de la actividad militar en los alrededores de los Caracoles zapatistas (patrullajes agresivos, retenes intimidatorios, sobrevuelos amenazantes) -particularmente en los Caracoles de La Realidad y de Oventik (en el primero se acaba de inaugurar una escuela-clínica, y en el segundo se realizará el homenaje a Don Luis Villoro Toranzo)…
A pesar de la creciente beligerancia de los grupos paramilitares apadrinados por el gobierno chiapaneco…
A pesar de las añejas “nuevas” mentiras en los medios de paga /no, no hay ni ha habido ninguna propuesta de diálogo; no, desde el año del 2001, es decir, desde hace 14 años ningún funcionario federal se ha acercado al EZLN como no sea con la intención de asesinar a la dirección zapatista; no, los gobiernos federal y estatal no están viendo de mejorar las condiciones de vida de los indígenas en Chiapas, sino que están tratando de dividir comunidades; no, los únicos acercamientos gubernamentales de los que se puede preciar Jaime Martínez Veloz, no han sido a zapatistas, sino a paramilitares patrocinados, antes de por él, por Luis H. Álvarez, Juan Sabines Guerrero y Felipe Calderón Hinojosa, y ahora por Manuel Velasco Coello, Rosario Robles Berlanga y Enrique Peña Nieto, uno de cuyos grupos(la CIOAC-H) es responsable material del asesinato del compañero maestro Galeano; no, etcétera/ …
A pesar de que siguen faltando para Ayotzinapa la verdad y la justicia…
A pesar de que allá afuera están ocupados en otras cosas (más importantes, ¿cierto?) y de que se suceden vertiginosamente las modas de “movilización”, que sólo demuestran que la frivolidad es la gran estratega…
A pesar de que la dignidad destapa, una y otra vez, la realidad / y en el alto norte de México se descubre que subsisten los métodos de explotación de la época porfirista. “En el norte se trabaja y mantenemos a los haraganes del sur”, dice el poderoso; mientras los campos son cultivados por hombres, mujeres, niños y ancianos indígenas triquis y mayas, el poderoso no dice nada y se arrodilla ante el poder extranjero. En el Valle de San Quintín, Baja California, en lo que se conoce como Oaxacalifornia, los jornaleros piden salarios justos y derechos laborales, “sólo queremos justicia” resumen. El gobierno los reprime “por andar de revoltosos”: 200 detenidos. El gobernador, panista, se reúne con los jefes militares del 67 batallón de infantería del ejército federal “para garantizar la paz social”. La nota principal en medios de paga es “007 en el zócalo capitalino”. La etiqueta #SanQuintinEnLucha no llegará a ser tendencia del momento / …
A pesar de todo…
O precisamente por todo…
el EZLN ratifica la celebración de:
.- El homenaje a los compañeros Luis Villoro Toranzo y el maestro zapatista Galeano, el día 2 de mayo del 2015, en el caracol de Oventik, Chiapas, México. En este homenaje, además de compañeras y compañeros bases de apoyo zapatistas, han confirmado su participación Juan Villoro Ruiz, Fernanda Navarro, Adolfo Gilly, Pablo González Casanova, Don Mario González Contreras, padre de César Manuel González Hernández, uno de los 46 que faltan de Ayotzinapa, y Doña Bertha Nava, madre de Julio César Ramírez Nava, uno de los 46 que faltan de Ayotzinapa; así como familiares del compañero maestro Galeano y autoridades autónomas zapatistas de las 5 zonas.
.- El arranque del seminario “El Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista”, convocado por el CIDECI-Unitierra y la Comisión Sexta del EZLN, del 3 al 9 de mayo del 2015 en las montañas del sureste mexicano.
Me dicen que han confirmado su participación en el Seminario:
Doña Bertha Nava, Don Mario González Contreras y Doña Hilda Hernández Rivera, (familiares de los 46 que faltan de Ayotzinapa). Pablo González Casanova. Adolfo Gilly. Juan Villoro Ruiz. Elena Álvarez-Buylla. Catherine Marielle. Álvaro Salgado. Alicia Castellanos. Óscar Olivera (Bolivia). Margarita Millán. Sylvia Marcos. Mariana Favela. Karla Quiñonez (USA). Xuno López. Jean Robert. Carlos González. María Eugenia Sánchez Díaz de Rivera. Eduardo Almeida Acosta. Vilma Almendra (Colombia). Philippe Corcuff (Francia). Luis Lozano Arredondo. Juan Wahrem (Argentina). Rosa Albina Garabito. Jerónimo Díaz. Rubén Trejo. Manuel Rosenthal (Colombia). Hugo Blanco (Perú). Juan Carlos Mijangos Noh. Greg Ruggeiro (USA). Ana Lydia Flores Marín. Javier Hernández Alpízar. Pablo Reyna. Christine Pellicane (Francia). Efraín Herrera. Domi. Antonio Ramírez. John Berger (Gran Bretaña). Donovan Hernández. Sergio Rodríguez. Raúl Zibechi (Uruguay). Sergio Tischler Visquerra (Guatemala). Jorge Alonso. Jerome Baschet (Francia). Paulina Fernández C. Carlos Aguirre Rojas. Gilberto López y Rivas. Daniel Inclán. Enzo Traverso (Italia). Silvia Federici (Italia). Immanuel Wallerstein (USA). John Holloway (Irlanda). Michael Lowy (Brasil-Francia). Marcos Roitman (Chile-Estado Español).
Desde la conserjería de la escuelita, apilando cajas y cajas que dicen “REPROBAD@S”
El SupGaleano.
México, Marzo del 2015.
SECCIÓN “DEL CUADERNO DE APUNTES DEL GATO-PERRO”:
De opciones:
Usted está teniendo una pesadilla. Se encuentra en medio de un paraje desolado. No como si después de una guerra, sino con su horror actuando. En el costado derecho del camino que parte en dos el paraje, se levanta un complejo de modernos edificios. A la entrada, un letrero avisa o advierte: “Centro Comercial Visiones de La Realidad”. Dos imponentes y modernas construcciones sobresalen. En una de ellas, en la marquesina se lee “Curso de periodismo ético y reportaje objetivo. Imparten: Ciro Gómez Leyva, Ricardo Alemán, Joaquín López Dóriga, Javier Alatorre y Laura Bozzo”. En el edificio de al lado se anuncia: “Curso de reportaje ético y periodismo objetivo. Imparte: Jacobo Zabludovski y 4 más de los restantes, y únicos, espacios libres e independientes”.
Usted, claro, es una persona de criterio, claro, tolerante, claro, incluyente, claro, civilizada, claro, razonable, claro, con argumentos, claro, con estudios, claro, con e-d-u-c-a-c-i-ó-n, claro. Incluso en las pesadillas, se debe guardar la compostura, faltaba más.
Por eso usted entiende por qué se hacen largas filas para ingresar a uno y otro lado.
Usted se está congratulando de que haya opciones informativas para todos los gustos, cuando escucha, en el rincón izquierdo, a una niña tratando de arrancarle a una flauta escolar, no sin dificultad, los notas de “the long and winding road” de los Beatles.
Usted, sin poder disimular su molestia por lo errores tonales de la niña, se da cuenta de que, en ese costado izquierdo del largo y tortuoso camino, está un grupo de seres (incomprensibles, claro), construyendo unas champitas (un poco jodidas, claro), y sus letreros no ofrecen cursos y ofertas, claro, sino sólo se atreven a balbucear “medios libres, autónomos, alternativos o como se llamen”.
Usted se enfrenta entonces a una disyuntiva: o, generoso, claro, amplía un poco su criterio, su tolerancia, su inclusión, su civilidad hacia ese lado del camino; o agradece que haya cosas que no pasan de moda (como el buldócer, la macana, la policía, los equipos antimotines).
Se paraliza usted ante el complejo dilema. Como no sabe qué hacer, su esmarfon, gracias a una moderna aplicación que le da un zape cuando se le des configura el disco duro (a usted, claro), se activa para despertarlo.
Usted entonces se despierta, pero todo sigue igual: el paraje en guerra, las lujosas construcciones del costado derecho, las miserables del lado izquierdo. Ah, pero, en lugar de la desafinada flauta con “the long and winding road“, usted escucha un ritmo desconcertante, una mezcla de balada-cumbia-corrido-ranchera-tropical-hiphop-ska-heavy-metal que, en marimba, se arranca con un “Ya se mira el horizonte…
En esa terrible situación usted sabe que tiene que tomar una medida drástica. Pero usted no se decide: ¿debe cambiar de celular o actualizar el sistema operativo?
Eso, mi buen, es un dilema, y no fregaderas. Votar o no, ¿qué?
De Medios de Paga:
.- Y cuentan que fue entonces que esos hombres y mujeres sabios, con grandes estudios y conocimientos, supieron que era cierto lo dicho por los indígenas ignorantes, analfabetas y premodernos: “en el capitalismo: el que paga, manda”
.- Acerca de “los cinco espacios libres e independientes” y Molotov: Oh, oh, parece que a alguien sí lo hizo bobo Jacobo.
De la posmodernidad:
.- Ojo clavadistas: la piscina no tiene agua, sólo mierda. Proceda con precau… ¡splash!
.- Diálogo de ruptura en una pareja posmoderna: “No eres tú. Es el contexto”
Del seminario:
.- De Italia llegó lo siguiente “Tal dijo que sólo asiste (al seminario) si puede hablar personalmente con el subcomandante insurgente marcos“. Cuando el finado escuchó eso, pensando que el mensaje era de Mónica Bellucci, empezó a desperezarse en el fondo de la tumba.   Luego le dijeron de quién era el mensaje y, desilusionado, se volvió a acomodar. El SupMoy sólo mandó decir “il supmarcos e morto, se volete, potete cercare in inferno“, y le mandó un calendario al remitente. Interrogado al respecto por Los Tercios Compas S. A. (sin) C. (ni) V. de (i)R. (i) L. (ojo: no hacer uso de la marca sin autorización de los que (no) tienen la paga), el SupMoy declaró: “es que luego hay gente que no se ha dado cuenta de que estamos en el 2015“.
.- Pst. Pst. La organización del seminario es un desmadre. Pero ustedes, no se den por notificados. Pónganse en armonía con el universo. Ahora repitan conmigo “omhhh, el seminario ya está organizado, omhhh“.
Doy fe: miau-guau (y viceversa).

martes, 10 de marzo de 2015

GRACIAS III: que habla de las y los niños zapatisas que acuden a la escuela más cara del mundo

GRACIAS III.
LA CONSTRUCCIÓN MÁS CARA DEL MUNDO.
Subcomandante Insurgente Moisés.  Subcomandante Insurgente Galeano.
 Febrero-Marzo del 2015.
La víspera.  Madrugada.  El frío muerde bajo la ropa de las sombras.  Sobre la mesa que, solitaria, amuebla la champa (que no tiene letrero alguno pero se sabe que es ahora el cuartel general de la comandancia zapatista), está el papel arrugado y con letra manuscrita donde se detalla la cuenta de la construcción de la escuela-clínica en La Realidad zapatista.  La voz resume miradas, silencios, humo, rabias:
  Pues no cabal está la cuenta.  La vida de cualquier zapatista vale más que la casa blanca del Peña Nieto y que todas las casas de los ricos del mundo juntas.  Ni toda la paga que cuesta hacer los grandes edificios donde los poderosos se esconden para hacer sus robos y crímenes, alcanza para pagar una sola gota de sangre indígena zapatista.  Por eso sentimos que esta construcción es la más cara que hay en el mundo.
  Así que claro tenemos que decir que lo que no aparece en la cuenta de la paga, es la sangre del compañero Galeano.  Ni todos los papeles de la historia del mundo alcanzan para escribir esa cuenta.
  Y entonces que así lo pongan cuando ponen sus listas en los medios de comunicación, que ponen quién el más rico, dónde el más pobre.  Porque el rico tiene nombre y apellido, linaje, pedigrí.  Pero el pobre sólo tiene geografía y calendario.  Que lo pongan entonces que la construcción más cara de todo el planeta está en La Realidad Zapatista, Chiapas, México.  Y que las niñas y los niños indígenas zapatistas asisten a la escuela más cara del mundo.  Y que los hombres, mujeres, niños, niñas, ancianas y ancianos, indígenas, zapatistas, mexicanas y mexicanos, cuando se enferman en La Realidad, se van a curar a la clínica más cara de la Tierra.
  Pero la única forma de poner cabal la cuenta es luchar para destruir el sistema capitalista.  No cambiarlo.  No mejorarlo.  No hacerlo más humano, menos cruel, menos matón.  No.  Destruirlo totalmente.  Aniquilar todas y cada una de las cabezas de la Hidra.
  Y aún así faltaría, como aquí queremos, levantar algo nuevo y más mejor: construir otro sistema, uno sin amos, sin patrones, sin mandones, sin injusticia, sin explotación, sin desprecio, sin represión, sin despojo.  Uno sin violencia contra las mujeres, la niñez, lo diferente.  Uno donde el trabajo tenga su paga justa.  Uno donde no mande la ignorancia. Uno donde el hambre y la muerte violenta sean malos recuerdos.  Uno donde nadie esté arriba a costa de que otros estén abajo.  Uno razonable.  Uno más mejor.
  Entonces, y sólo entonces, las zapatistas, los zapatistas, podremos decir que nuestra cuenta está cabal.
-*-
  Muchas gracias a loas otroas, hombres, mujeres, niñas, niños, ancianas y ancianos, grupos, colectivos, organizaciones y como-se-diga de la Sexta y no Sexta de México y el mundo, por el apoyo que nos dieron.  Estas clínica y escuela también son suyas.
Así que ya saben que cuentan con una clínica autónoma de salud y una escuela autónoma en La Realidad zapatista.
Sabemos que ahora les queda un poco lejos, pero uno nunca sabe, el mundo es redondo, da vueltas y puede ser, tal vez, quién sabe… qué tal que una madrugada cualquiera entienden que, eso de luchar por poner cabal la cuenta, también va en su cuenta.
Desde las montañas del Sureste Mexicano
 Subcomandante Insurgente Moisés.         Subcomandante Insurgente Galeano.
La Realidad Zapatista, Chiapas, México.
Marzo del 2015.

SECCIÓN “DEL CUADERNO DE APUNTES DEL GATO-PERRO”:
Apuntes de género:
.- (…) Por eso, como mujeres de este país, necesitamos organizarnos, porque vemos que hay muchas desapariciones. Somos muchas las mujeres que somos madres, las que estamos sufriendo este dolor, esta gran tristeza por nuestros hijos desaparecidos, nuestras hijas muertas. Porque ahora, en este mal sistema, aparte de que estamos humilladas, estamos despreciadas, estamos explotadas, aparte de todo esto, todavía nos vienen a matar y a desaparecer a nuestros hijos. Tal es el caso del ABC y ahora con los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, las mujeres desaparecidas de Ciudad Juárez, el caso de Aguas Blancas, y todo esto es el sistema. No nos va a resolver nuestros problemas, no tendremos ninguna respuesta de este sistema actual. Por eso hermanos y hermanas, necesitamos organizarnos porque es ahí en el mismo pueblo donde vamos a decidir, donde vamos a ver el camino que queremos como pueblos. Como pueblos de hombres y mujeres, no sólo los del campo y los indígenas, también ustedes hermanas que viven en la ciudad, porque es entre nosotros como nos vamos a gobernar, y es ahí junto a nuestros hombres, entre hombres y mujeres, vamos a construir un nuevo sistema, donde realmente como mujeres seamos tomadas en cuenta y tal vez ahí compañeras, hermanas, encontraremos el alivio del dolor que ahora tenemos y de esa rabia colectiva que ahora nos une.
  (…) Ahora que ya estamos en el siglo 21, nada más unas cuantas mujeres que gozan de la riqueza, o sea que nada más las mujeres de los ricos, nada más las mujeres de los presidentes, de los gobernadores y nada más las diputadas, las senadoras, pero en caso de nosotras como  mujeres indígenas seguimos padeciendo dolor, tristeza, amargura, violación, explotación, humillación, discriminación, encarcelamiento, desprecio, marginación, tortura, y muchos más, porque para nosotras las mujeres, no hay gobierno. Es por eso que para el resto de las mujeres del país sigue siendo igual, así como vivían antes las mujeres, como en tiempos de los ejidos, de las colonias, que los abuelos lo llevaron arrastrando esa mala cultura como vivieron con los patrones, que ellos mandaban, como si fueran el patroncito de la casa, que todavía dice: ‘yo mando’ y eso que es el papá de la familia. Y a quien mandaba es a su esposa y es así como surgió lo más horrible, que las mujeres, o sea las hijas, las compañeras más antes eran obligadas a casarse porque los papás fueron ellos quienes elegían quién le conviene como su yerno. Elegían quién daba más trago o más dinero y es así como pasó en tiempo de los ejidos, que la mujer nunca se tomó en cuenta, como cuando se organizaban los hombres, como se fueron organizando en los trabajos, pero ahí nunca se tomó en cuenta la mujer.
  (…) Cuántas mujeres desaparecidas, muertas, violadas, explotadas y nadie dice nada por ellas. Porque esas mujeres ricas, son sólo unas cuantas que gozan de la riqueza de otras mujeres explotadas. Esas mujeres ricas no sufren, no sienten el dolor, la humillación de ser explotadas por ser pobres. Pero no por eso nos vamos a dejar de organizar y de luchar como mujeres, porque las mujeres en el sistema sólo hay dolor, tristeza, encarcelamiento, humillación, violación. Como las madres de los 43 alumnos desaparecidos, la guardería del ABC y la mina de Pasta de Conchos. Al igual en Acteal, pero no por eso nos vamos a dejar de organizar y luchar, del campo y de la ciudad. Por eso estamos compartiendo con ustedes por primera vez en la historia.
  (…) así como en el sistema pues, ahí hay hombres que hacen trabajos lo que hace la mujer pero no es para el bien de una nueva sociedad como nosotras lo hacemos, como zapatistas; tenemos un ejemplo pues en algunos lugares en los grandes restaurantes que ahí están los hombres pues tan elegantes haciendo el trabajo pues, lo que hacen las mujeres, pero ahí son explotados y explotadas y mientras las mujeres que ocupaban ese cargo son llevadas a otras partes, a otros lugares para darle otro uso, como mercancía, sacarles fotos para ponerlos en revistas, en portadas de películas, en publicaciones en internet; así como vemos pues que la vida en este sistema en donde estamos pues es más duro pues como desde hace 520 años, porque la situación pues lo que nos hace el mal gobierno pues son los mismos nietos son los mismos hijos pues de los terratenientes de lo que nos siguen explotando pues ahora en este país y así como vemos pues que nunca hay un cambio en el sistema y siempre pues las hermanas y los hermanos siguen pues padeciendo en ese sufrimiento  en ese dolor de lo que nos provoca pues el mal gobierno ahora.  (Apuntes tomados de la compartición de las zapatistas en el Primer Festival Mundial de las Resistencias y Rebeldías contra el Capitalismo.  Versión completa en “Rebeldía Zapatista. No. 4″ próxima aparición)
.- En este sistema nacer, crecer, vivir y morir mujer puede ser como el alargado arrastrarse por entre una maraña de alambre de púas.  Pero ese dolor es una de las muchas manchas en la historia.  Lo que alivia es que ellas, cada vez más ellas, decidan ponerse de pie y así caminen erguidas.  No como si las púas fueran flores, sino como si los arañazos, incluso los letales, más fuertes las hicieran… para ir abriendo camino.  No para cambiar de género la dominación, sino para que no haya dominación.  No para así tener un lugar en la historia de arriba, sino para que la historia de abajo deje de ser una herida sin cicatrizar.  Ni mandona ni mandada.  Ni reina ni plebeya.  Ni Khaleesi ni Jhiqui.  Ni patrona ni empleada.  Ni ama ni esclava.  Ni dueña ni sirvienta.  Pero lo terrible no es que cada ser nacida mujer lo haga con esa estafa como calendario por venir, en cualquier geografía política.  Lo aterrador es que quienes levantan la porfía por un mundo mejor, no pocas veces tejan con sus propias manos esas trampas hirientes.  Pero cada tanto la realidad, que es femenina, le da una bofetada al calendario de arriba en todas las geografías de abajo.  Doy fe.



domingo, 8 de marzo de 2015

GRACIAS II.
EL CAPITALISMO DESTRUYE. LOS PUEBLOS CONSTRUYEN.
Subcomandante Insurgente Moisés.
Palabra de la Comandancia General del EZLN, en voz del Subcomandante Insurgente Moisés, en La Realidad Zapatista. Entrega de la Escuela Autónoma Zapatista “Compañero Galeano” y la Clínica Autónoma 26 de Octubre “Compañero Subcomandante Insurgente Pedro“, a las bases de apoyo zapatistas, el día 1 de marzo del 2015.
Buenos días a todos, compañeros y compañeras de esta zona, de este Caracol La Realidad, zona Selva Fronteriza.
Hoy estamos aquí con ustedes, compañeros, compañeras de esta zona, precisamente para hacerles entrega en su mano de los compañeros y compañeras bases de apoyo de esta comunidad zapatista La Realidad, Nueva Victoria, como se llama en la lucha con nosotros como Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Compañeros y compañeras, lo que tenemos que dejar claro y lo que tenemos que entender, es que nos sigue siendo el dolor que lo tenemos cada uno de todos nosotros, nosotras las zapatistas; pero no nada más las zapatistas de México sino en el mundo porque nos falta un compañero, que su nombre lleva esta construcción: el compañero Galeano.
Esta construcción fue el fruto y el trabajo, el esfuerzo y la organización de los compañeros y compañeras de la Sexta internacional y de la Sexta nacional. Aquí estamos demostrando lo que somos como zapatistas de México y del mundo.
Lo que somos realmente, lo que nosotros pensamos, queremos, es la vida y no que nos maten.
Pero el sistema capitalista su trabajo es destruir lo que el pueblo pobre construye. Pero el pueblo pobre no va a dejar de construir, porque es su vida. El sistema lo destruye porque sabe que un día será destruido el sistema, porque es de explotación, porque es de humillación. No es una vida lo que construye el capitalismo, a nosotros los pobres no nos deja nada, más lo que vayamos a construir nosotros y nosotras, los pueblos, hombres y mujeres que luchamos, nadie más.
Y por eso estamos diciendo aquí, en el lugar de la construcción, de lo que somos; y en el pueblo del compañero Galeano, maestro de la Escuelita zapatista, sargento en su lucha, miliciano en su organización, autoridad en su vida, el ejemplo que nos mostró.
El capitalismo quiere que se acabe ese ejemplo y nosotros no lo vamos a permitir.
Queremos decir claro acá, frente a este pueblo, a los que no están con nosotros: nosotros no estamos en contra de ellos. Queremos respeto, ellos lo saben. Hemos dicho: si nos respetan también nosotros respetamos, no estamos para matar a pobres. Pero si ellos se dejan, saben que están al lado del criminal, del explotador, del asesino, que es el capitalismo.
Nosotros queremos decirles claro acá, a la gente que no está de acuerdo con nosotros: a nosotros no nos molesta si es que no está de acuerdo con nosotros porque un día va a ser para ellos, tal vez ellos ya no lo van a ver como padres y madres ahora, porque muchos tendrán cincuenta o sesenta años, pero el fruto de lo que nosotros estamos construyendo lo verán sus hijos y sus hijas.
Lo decimos con todo corazón y con la verdad: estamos luchando para el pueblo de México, y quizás seremos ejemplo para el mundo. Queremos dejar claro porque nosotros lo que queremos es la vida. Lo hemos dicho claro que los soldados, por ejemplo, los policías, estamos luchando también por parte de ellos, porque sabemos que también son pobres, por la pobreza se meten ahí a vender su cuerpo, su vida, su espíritu, su sangre, su hueso, su carne; se vende porque ahí el capitalismo compra para que ellos sean defendidos. Nunca vamos a ver un rico, hijo de rico que van a ser soldados, que van a venir enfrente de nosotros, van a estar ahí los hijos de los ricos pero son generales porque van a explotar ahí a los propios soldados.
Nosotros lo sabemos, es así su maña el rico y a nosotros los pobres de México así nos compran, dándonos regalitos para que creamos que entonces el gobierno ya es bueno. Nunca va a ser bueno el mal gobierno del sistema capitalista, nunca va a ser bueno, jamás de los jamases van a ser buenos los ricos. Un simple ejemplo, si dentro de nosotros mismos, familiares, hermanos, hermanas, o tíos, tías, hasta a veces nos peleamos siendo que somos mismos familiares de papá y de mamá, cómo es posible de que entonces vamos a creer lo que dicen los ricos, cómo es posible que vamos a creer de que ya son buenos, no los conocemos. Por ejemplo ahorita que vienen los tiempos electorales, ¿quién lo conocemos de ellos los que van a ser candidatos?
Nosotros queremos decir claro y dejar claro: no tenemos nada en contra de nuestros hermanos, los que quieren ser hermanos de nosotros los que estamos en lucha. Si quieren o no quieren, no hay problema. Pero así como decimos que no hay problema, así queremos que no nos hagan problema. Quien busca encuentra. Y cuando decimos eso, quien busca encuentra, igual de nosotros como zapatistas, si nosotros vamos a provocar le toca a quien provoca. Por eso estamos diciendo claro aquí nosotros: no vamos a provocar, porque no tenemos nada en contra de ésos, de ésas, los que no quieren luchar con nosotros.
Nos da lástima, tristeza sí, porque están engañados, explotados, humillados. No hay una cosa que le enseñan a sus hijos, a sus hijas, de aquí al futuro. Nosotros, nosotras las zapatistas, sí nos importa nuestros hijos y nuestras hijas, queremos mostrarle el camino donde no exista ya la explotación, la humillación, donde nosotros podamos gobernarnos nosotros mismos.
Entonces, compañeros, compañeras, esta construcción que estamos inaugurando ahorita es el fruto, es el resultado de cómo nos entienden, de cómo nos comprenden nuestros compañeros y compañeras de la Sexta, pero incluso otros hermanos y hermanas de México y del mundo que falta pues de que le entran a la lucha a la Sexta, lo que convoca en nuestra Sexta Declaración, pero que sí con su corazón nos están apoyando.
Quizás aquí, en el largo caminar, ahí se van a dar cuenta y se vendrán con nosotros para luchar, pero está aquí la parte de su esfuerzo, de su lucha, de su organización de esos hermanos, hermanas, de México y el mundo que no son de la Sexta.
Pero la mayor parte son del esfuerzo, sacrificio y organización de los compañeros de la Sexta nacional e internacional.
Aquí es donde estamos demostrando cómo, cuando el pueblo pobre se organiza no es necesario un sistema capitalista, no es necesario un sistema dominador, humillador. Aquí está en los hechos, el ejemplo. El capitalismo, el mal gobierno de este país, mandó a destruir la escuela autónoma de los compañeros bases de apoyo de acá. Destrúyanlo de por sí, es muy fácil para destruir, destrúyanlo igual también su clínica, de por sí está muy (inaudible).
Y aquí está el resultado, el resultado del esfuerzo y la organización de nuestros compañeros y compañeras de la Sexta nacional e internacional, y quedó más mejor lo que construyó el pueblo pobre de México y del mundo.
Entonces que quede claro, esto es la demostración de que para nuestros compañeros y compañeras de la Sexta nacional e internacional sí importa la lucha por la vida.
A nosotros lo que nos duele es que esta construcción nos salió muy caro porque la vida de nuestro compañero maestro de la escuelita, el compañero Galeano, no vale lo que vale esta casa. No tiene precio la vida de nuestro compañero. Pero desgraciadamente el mal gobierno, los tres niveles de mal gobierno y tanto como hay gente que se vende, que no piensa en sus hijos, le hicieron lo que le hicieron a nuestro compañero Galeano.
Lo que queremos decir aquí, porque se va en el mundo nuestra palabra que estamos diciendo ahorita, queremos decirles a nuestros compañeros y compañeras de la Sexta internacional y la Sexta nacional, de que tenemos que pensar: no nos organicemos, no hagamos una cosa cuando ya está muerto un compañero o una compañera.
De verdad se necesita que nos organicemos sin esperar de eso que suceda. Más bien demostremos que no sirve el sistema capitalista, los malos gobiernos.
Construyamos lo que hay que construir aunque no tengamos muertos, muertas, porque de por sí nosotros no queremos eso, pero el pinche sistema capitalista eso es lo que quieren hacer.
Y queremos dejar claro acá una vez más, nosotros no tenemos odio a la gente pobre, lo que sí ya no queremos es la explotación.
Queremos dejar claro eso, de que hay que apoyar a otros compañeros y compañeras, no nomás las zonas zapatistas, sino tenemos que apoyar a otros compañeros lo que les hace falta.
Ahí es donde vamos a demostrar que sí no sólo decimos que estamos organizados, la organización se demuestra haciendo lo que decimos, en los hechos.
Muchas cosas queremos decir, compañeros, pero para eso estos días vamos a trabajar aquí con ustedes. Ahorita estamos acá porque vamos a entregar a los compañeros bases de apoyo del Ejército Zapatista esta construcción, la construcción que nos dieron nuestros compañeros y compañeras de la Sexta.
Esta construcción es del pueblo. El pueblo tiene que pensar, planear, cómo va a ser el uso, porque será el ejemplo para otros compañeros y compañeras.
Lo que está difícil, no me da la vuelta en la cabeza, porque debería estar aquí presente el compañero Galeano.
Ya no está con nosotros y sabemos quién lo hizo, y la pregunta que le hacemos a quien lo hizo (lo que le hicieron al compañero Galeano), ¿cuántos millones de pesos les debía a esas personas que lo asesinaron?, ¿qué cosa les robó el compañero Galeano para que le hicieran lo que hicieron? Esas preguntas no tienen respuesta de esas personas que lo hicieron. No hay respuesta porque en verdad no les han robado. Nunca robó el compañero y no les debía nada el compañero. Más bien deben hacia nosotros.
Por eso queremos decir claro, nosotros no tenemos nada en contra. Si nos quieren respetar que nos respeten, pero no sólo les pedimos a ellos que nos respeten; también nosotros los zapatistas tenemos que respetar, así vamos a ver quién es el que empieza.
Porque nosotros los zapatistas tenemos que pensar en esos niños, en esas niñas, y por eso queremos decirles a ellos por lo menos que lo piensen por sus niños y niñas que tienen. Ellos saben qué pasó en 1994. Cuando eso decida el mal gobierno no hay a quien lo respeta el ejército, ellos lo saben, no valen nada esas credenciales que dicen. Nada va a servir, a todos los van a culpar como zapatistas, lo saben, y les queremos recordarles eso.
Y por eso aquí les estamos dando que escuchen, que toquen su corazón, que agarren su cabeza y que lo piensen. No hay dónde se van, a menos de que se huyan de aquí, lo mismo es la muerte la que van a encontrar a donde se vayan. Más vale estar aquí, vivir aquí y respetando aquí como personas, como cristiano como dicen. Si hasta nuestros animales entienden, eso que son animales, nosotros no somos animales, somos hombres o mujeres, muchachas o muchachos, tenemos cerebro.
Todo lo que están recibiendo ahorita en Chiapas los indígenas, lo que les da, lo poco que les da el mal gobierno es porque el mal gobierno no quiere que se organicen esos hombres y mujeres, les da para que entonces nunca piensen en organizarse y en luchar. Ése es el problema principal porque así van a dejar sus hijos y sus hijas explotadas, humilladas, pisoteadas.
Es lo que nosotros los zapatistas no queremos ya eso, por eso no recibimos nada del mal gobierno, porque ya no queremos este sistema. No nos va a poder acabar el sistema capitalista. Estamos hablando del capitalismo, miles de ejércitos que tiene y no nos va a poder acabar. Así que entonces por ahí dicen que ya son poquitos los zapatistas, eso es mentira del gobierno. Pero en vez de estar echando discurso, como se dice, en los hechos lo vamos a demostrar.
Estos tiempos que vienen vamos a seguir recordando, acordando nuestro compañero Galeano.
Entonces, compañeros y compañeras, de esta zona del caracol de La Realidad, hago entrega a nombre de los compañeros y compañeras de la Sexta nacional e internacional de esta construcción para el bien de nuestros compañeros y compañeras de este pueblo, La Realidad, para que ya empiecen a trabajarlo los compañeros promotores, compañeras promotoras de salud y de educación.
Sólo queremos dejar claro que esta construcción es de todos nosotros, ahí lo piensen si es que quieren volver a destruir. Pero también lo queremos decir que no lo destruya la gente de acá, que venga el mal gobierno. No se dejen aquí, señores, señoras, no se dejen de que entonces les use el mal gobierno para que ustedes vengan a destruir esto, porque también ustedes son pobres igual que nosotros, ustedes lo saben.
No se presten, no se vendan, porque la vida no se compra y no se vende. Que venga aquí el mal gobierno y que lo haga. ¿Dónde queda esa oración que hacen ahí en su iglesia o en el templo? Que hay que amarse unos a los otros dicen ahí. ¿Dónde queda? Piénsenlo, señores, señoras, no sean lo mismo que el mal gobierno que dice una cosa y hace otra cosa, no sean así señores y señoras. ¿Qué chiste tiene cuando están predicando ahí y al revés lo hacen? Nosotros ya no queremos eso, que se dice una cosa y se hace otra cosa.
Como nosotros decimos pues que tenemos compañeros y compañeras que están con nosotros en la lucha, y ahí está el resultado que estamos haciendo entrega hoy, primero de marzo. Así que hago entrega formalmente hoy, Primero de marzo, domingo, del año 2015, a las 10 con 34 minutos, hora suroriental.
Muchas gracias, compañeros y compañeras.
Desde las montañas del sureste mexicano.
Por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Subcomandante Insurgente Moisés.
La Realidad zapatista, México, Marzo del 2015.
Fotos cortesía de Los Tercios Compas.
SECCIÓN “DEL CUADERNO DE APUNTES DEL GATO-PERRO”:
.- No es lo mismo buscar a un hombre providencial que nos salve, que buscar organizarse hombres, mujeres, otroas, para salvarse en colectivo. Delegar en otro lo que es responsabilidad propia es, por decir lo menos, irresponsable.
.- Atento aviso: ¿Está en la depresión porque l@s candidat@s del PRI y de la oposición le provocan náuseas? ¿Le aterra que, cuando vea la tv, no sabrá si es el canal del congreso o la barra cómica? ¿Triste porque nadie lo bloquea, lo unfollowea, lo manda por su torta? ¡Pare de sufrir! Tuitée algo como lo siguiente y verá que la vida le sonríe… ok, le hace muecas, pero algo es algo ¿no? Va:
Las elecciones son a la transformación social como la homeopatía a las pandemias: cuestan y entretienen, pero no resuelven lo fundamental.
En México, la diferencia entre un voto y un bote es que el primero es muchísimo más caro… y es más útil el segundo.
Baje de peso: después de comer, vea las propuestas de los partidos. Hidrátese después del vómito. Garantizado. Patente en trámite en el INE.
.- Tips para turistas extranjeros: en México las quesadillas pueden no tener queso, los políticos no tener seso y la razón no tener peso. Eso.
(continuará..)